eu es
Berziklatu en GooglePlus Contacta con Berziklatu Berziklatu en Facebook Berziklatu en Twitter

Blog

  • huertos-escolares.png

    Un huerto en cada escuela

    Este es un estupendo modo de que los chavales aprendan cuestiones básicas sobre ecología y alimentación

    Por desgracia, esto ocurre: hay niños que no saben que la leche viene de las vacas y que los huevos los ponen las gallinas; y otros que están convencidos de que los tomates, las manzanas o las uvas crecen directamente en los… supermercados. Sí, como lo lees. Por eso en BERZIKLATU defendemos a ultranza los huertos escolares, un estupendo modo, nos parece, de que los chavales aprendan aspectos clave sobre ecología y alimentación.

    Aprender haciendo. ¿Hay otra forma mejor? Y que los pequeños adquieran así conciencia de lo que supone cultivar una lechuga, un tomate, acelgas o fresas y de lo que tardan en crecer.

    En definitiva, que aprendan cómo nos relacionamos con el entorno, nuestra dependencia del mismo y la importancia de cuidarlo. Aspectos relevantes en el largo camino hacia una sociedad sostenible. Ya que no vamos a dejar a las futuras generaciones un planeta en las mejores condiciones, al menos enseñémosles a amarlo y preparémosles, así, para respetarlo y mimarlo.

    Por todo lo anterior nos parece muy interesante la iniciativa reciente de Castilla y León de publicar la guía didáctica ‘Sembrar educación ambiental’, destinada a profesores de la ESO y en la que se recogen las principales claves (y pasos) para crear un huerto escolar como recurso educativo.

    Y como complemento a esta guía, los maestros interesados podrán realizar un curso de 18 horas de duración para adquirir los conocimientos necesarios (herramientas que hacen falta, cómo se prepara la tierra, productos de temporada, cómo regar, etcétera) para poner en marcha su proyecto.

    Los alumnos aprenden muchas cosas con un huerto. Además de lo ya mencionado, esta actividad les enseña a ser responsables (el huerto exige constancia y dedicación) y les insufla ilusión. ¡Nada como saborear una lechuga cultivada por uno mismo!

    Categorías: 14 sep

    Twitter Facebook Google+





0 comentarios





Accede para dejar comentarios en el blog.

¿No eres aún usuario? Regístrate.