eu es
Berziklatu en GooglePlus Contacta con Berziklatu Berziklatu en Facebook Berziklatu en Twitter

Blog

  • gusano-come-plastico.png

    Un gusano que degrada el plástico de manera natural

    Fue una investigadora del CSIC aficionada a las abejas quien se percató de este prometedor descubrimiento

    En este mismo blog recogimos hace algunos meses cómo un grupo de científicos japoneses había descubierto una bacteria que come plástico. Bautizada como Ideonella Sakaiensis, fue presentada en la revista Science como una posible solución futura a los graves problemas medioambientales que está generando este material en todo el mundo. Ya sabemos, por ejemplo, que los océanos acumulan a estas alturas de la película más partículas de plástico que de plancton.

    La bacteria mencionada tiene la capacidad de asimilar el PET (tereftalato de polietileno), uno de los plásticos más utilizados (para envases, bolsas, etc.) y de degradación más lenta: puede que pasen siglos hasta su desaparición total.

    Pues bien, acaba de salir a luz que existe también un gusano que degrada de manera natural este plástico (aún no se sabe bien cómo lo hace, pero lo hace). Se trata de un gusano de cera (Galleria mellonella) criado para su venta como cebo de pesca. Su alimento habitual es la miel y cera de los panales de abejas.

    Como muchos otros descubrimientos, éste también ha sido fruto de la casualidad.

    Federica Bertocchini, miembro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y apicultora aficionada, limpiaba sus colmenas de estos gusanos y, cuando terminó, los dejó en una estancia en una bolsa de plástico cerrada. Al regresar, se percató de que la bolsa tenía agujeros y de que los gusanos se habían escapado por ellos. Todo apuntaba a que habían degradado el plástico ausente. Investigaciones posteriores lo confirmaron.

    Al parecer, la digestión del polietileno y de la cera de abejas podría suponer la ruptura de tipos similares enlaces químicos.

    Y ahora viene lo mejor: el prometedor descubrimiento podría ser de enorme utilidad para la biodegradación de este desecho y que, así, dejara de convertirse en un problema medioambiental grave. El gusano genera algo con su saliva o en su intestino que rompe el enlace químico. El objetivo ahora es identificar los procesos moleculares de la reacción, tratar de aislar la enzima responsable y, por último, producirla in vitro a escala industrial.

    Se ha comprobado, además, que este tipo de degradación natural es muy rápido: 100 gusanos de cera pueden biodegradar 92 miligramos de polietileno en 12 horas.

    Puedes leer aquí el artículo científico.

    Categorías: 28 abr

    Twitter Facebook Google+





0 comentarios





Accede para dejar comentarios en el blog.

¿No eres aún usuario? Regístrate.