eu es
Berziklatu en GooglePlus Contacta con Berziklatu Berziklatu en Facebook Berziklatu en Twitter

Blog

  • dia-mundial-medio-ambiente.png

    Un día para conectar a las personas con la naturaleza

    El Día Mundial del Medio Ambiente se vio oscurecido por el reciente anuncio de Trump de abandonar los Acuerdos de París contra el cambio climático

    El pasado lunes, 5 de junio, fue el Día Mundial del Medio Ambiente. Al igual que otros ‘días mundiales’ impulsados por Naciones Unidas, es una excusa perfecta para lanzar mensajes de sensibilización y crear conciencia. En este caso para el cuidado del planeta. El único que tenemos. Como hemos recordado tantas veces en este blog, el tiempo se agota y no hay alternativa: no queda otra que repensar el planeta, por mucho que dirigentes como Donald Trump se empeñen en decir, poco más o menos, que aquí no pasa nada.

    Este 2017 el país anfitrión del Día Mundial del Medio Ambiente ha sido Canadá. Bajo el lema ‘Conectar a las personas con la naturaleza’, ciudadanos de todo el mundo organizaron diferentes iniciativas relacionadas con el cuidado del planeta: campañas de limpieza de barrios o pueblos, actividades de reforestación, reciclaje de residuos, reutilización de materiales, quedadas colectivas para ir andando o en bicicleta al trabajo… La invitación a todas las personas era “salir al aire libre y encontrarse con la naturaleza para reflexionar sobre nuestra dependencia de ella”.

    El Día Mundial del Medio Ambiente se creó en 1972, coincidiendo con la primera cumbre mundial sobre la materia, la Conferencia de Estocolmo sobre el Medio Ambiente Humano. Desde entonces, la efeméride ha ido cobrando año a año mayor relevancia.

    Lamentablemente, la jornada de este 2017 estuvo marcada por el anuncio de Donald Trump de la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París contra el cambio climático. Un mensaje descorazonador para el resto de países comprometidos en esta lucha, sin duda uno de los retos más importantes a los que se enfrentará la humanidad en los próximos años. A juicio de Trump, el acuerdo es “desventajoso e injusto” para su país. “Fui elegido para representar a los ciudadanos de Pittsburgh, no de París. No se puede poner a los trabajadores ante el riesgo de perder sus empleos. No podemos estar en permanente desventaja”, se justificó. Con Trump, lo primero es siempre América.
     
    El gran objetivo de los Acuerdos de París es impedir que en 2100 la temperatura del planeta supere en dos grados el nivel preindustrial (los últimos 20 años del siglo XIX). Ya lo hemos superado en 1,1º, lo que, según los expertos, representa “el inicio de un cambio climático incontrolado y peligroso, con episodios frecuentes de clima extremo”. Para frenar el calentamiento habría que reducir las emisiones de gases de efecto invernadero entre un 40% y un 70% de aquí al final de siglo. Estados Unidos es el segundo emisor mundial de gases de efecto invernadero.

    Categorías: 08 jun

    Twitter Facebook Google+





0 comentarios





Accede para dejar comentarios en el blog.

¿No eres aún usuario? Regístrate.