eu es
Berziklatu en GooglePlus Contacta con Berziklatu Berziklatu en Facebook Berziklatu en Twitter

Blog

  • tabla-madera.png

    Trucos sencillos para cuidar las tablas de madera de tu cocina

    Conviene limpiarlas a conciencia, ya que son uno de los utensilios que acumula mayor cantidad de bacterias

    Lo habrás escuchado muchas veces, sobre todo si eres aficionado a los programas televisivos de cocina. “Una tabla de madera, si es buena, es para toda la vida”. Estamos de acuerdo, pero, por muy buena que sea, hay que cuidarla y limpiarla a fondo para que las bacterias no la acaben ‘colonizando’. De hecho, estas tablas (no importa que sean de plástico) son uno de los utensilios de la cocina que mayor cantidad de microbios acumulan.

    Una tabla de madera, además de ser una opción ecológica, presenta numerosas ventajas: su durabilidad, no ralla las superficies sobre las que se apoya, ‘respeta’ el filo de los cuchillos y, sobre todo, el valor sentimental que va acumulando con el paso de los años. Como ya hemos dicho, si se cuida bien, la tabla puede durar mucho y ser utilizada por diferentes generaciones. Así, no son pocas las familias que siguen con la tabla que heredaron de los padres, abuelos…

    Pero, ojo, porque esto mismo, su larga vida, es una de las causas de que haya que poner especial cuidado en su limpieza. Los cortes que se realizan en ellas, además de su superficie porosa, las convierten en un lugar perfecto para la proliferación de los microbios. Y no bastará con un simple enjuague con agua para acabar con ellos. Habrá que hacer regularmente una limpieza más a fondo.

    ¿Cómo? Con un cepillo y un poco de lejía y agua. Y una vez que hayas terminado, deja secar la tabla al aire o bien utiliza papel de cocina, no la repases con un paño. También se recomienda sumergir la tabla una vez a la semana durante cinco minutos en agua con lejía (una cucharada de lejía por cada litro de agua), y, a continuación, aclararla bien con agua.

    Puedes utilizar asimismo sal marina y limón. Esparce la sal y frota con el limón en círculos. Así, además de limpiar y desinfectar, eliminarás los malos olores. Es un remedio más natural.

    Y para el mantenimiento puedes recurrir a aceites (de almendras, mineral…). Empapa papel de cocina con este aceite y aplícalo sobre la tabla.

    Si sigues estos consejos, tu tabla de madera durará muchos años.

    En BERZIKLATU apostamos por hacer un uso racional de los materiales. Esto nos permite ser más amables con nuestro entorno. Nos dedicamos a la recogida y reciclaje de residuos voluminosos (muebles, etcétera) en Bizkaia, al tiempo que favorecemos la inserción socio-laboral de personas en riesgo de exclusión social.

    ¿Quieres conocernos mejor?

    Categorías: Reciclaje. 14 ago

    Twitter Facebook Google+





0 comentarios





Accede para dejar comentarios en el blog.

¿No eres aún usuario? Regístrate.