eu es
Berziklatu en GooglePlus Contacta con Berziklatu Berziklatu en Facebook Berziklatu en Twitter

Blog

  • ¿Podemos vivir con menos plástico?

    Sí, claro que se puede. Y en este post te vamos demostrar cómo. Ojo, el problema no es el plástico es sí, sino la forma despilfarradora en que lo utilizamos

    Hace ya seis años, el documental Planet Plastic, dirigido por Werner Boote, alertaba de que en los océanos había ya más partículas diminutas de plástico que plancton. También, que los humanos tenemos ya huellas de este material sintético en nuestra sangre sin que conozcamos aún sus efectos.

    Plástico y más plástico: vivimos rodeados de él (se calcula que cada ciudadano consumimos más de 100 kilos de este material al año) y esto está generando un enorme impacto en el Medio Ambiente, principalmente en la biodiversidad marina. ¡Mira a tu alrededor, seguro que casi todo lo que ves tiene plástico!

    Y el problema no es el plástico en sí, ojo, sino la forma abusiva en que lo utilizamos. Deberíamos concienciarnos y reducir el uso de este material. Si cada uno de nosotros nos esforzáramos un poco, finalmente conseguiríamos mucho. En BERZIKLATU nos gusta esta manera de ver las cosas: granito de arena a granito de arena. Así se hacen montañas. Ya sabes que nosotros apostamos por un desarrollo sostenible. Y si no lo sabes, ¡entra aquí y sorpréndete!

     

    Vivir con menos plástico es posible. ¿Cómo? Por ejemplo, reduciendo el uso de bolsas en las compras: las usamos media hora y… tardan cientos de años en desaparecer. Utiliza bolsas reutilizables y, si puedes, compra los productos a granel. En muchos mercados es posible que la fruta y la verdura pasen directamente del peso del vendedor a nuestra bolsa reutilizable. Cuántas veces vemos, en supermercados principalmente, dos o tres manzanas en una bandeja de plástico y, además, envueltas en papel film... de plástico.

    Evita también, si puedes, comprar agua embotellada. El agua del grifo es, casi siempre, igual o mejor. Y ese plástico de las botellas hace un daño enorme al planeta. Puedes leer más sobre ello pinchando aquí.

    Es frecuente que celebremos algo (un cumpleaños, una cena de amigos…) y, por simple comodidad, compremos platos, vasos y cubiertos de plástico, en lugar de recurrir a los de cristal y metal de toda la vida. Todo por ahorrarnos luego recoger y fregar. Si sumamos la cantidad de personas que actúan así todos los días, el resultado es un impacto brutal sobre el planeta.

    Recuerda que el mundo se puede cambiar si sumamos muchos pequeños esfuerzos individuales. Granito de arena a granito de arena…

    Categorías: Reciclaje. 24 abr

    Twitter Facebook Google+





0 comentarios





Accede para dejar comentarios en el blog.

¿No eres aún usuario? Regístrate.