eu es
Berziklatu en GooglePlus Contacta con Berziklatu Berziklatu en Facebook Berziklatu en Twitter

Blog

  • berziklatu_agua_mundo.png

    ¿Conoces tu huella hídrica?

    El agua es un recurso cada vez más escaso en nuestro planeta en gran parte por el mal uso que hacemos de ella

    El agua dulce no sobra en la Tierra. Al contrario. Esto es así, pese a que en muchas sociedades de países desarrollados no exista una conciencia real sobre este problema. Estamos acostumbrados a abrir el grifo y voilà, disponer a nuestro antojo de toda el agua que queremos para beber, cocinar, limpiar… Y también para ducharnos o, incluso, bañarnos. Pero el agua no nos sobra. Un poco más abajo te contaremos algo sobre la huella hídrica que te va a sorprender.

    Pero antes, un dato: aunque en la Tierra haya mucha agua, en torno al 97% es agua salada, no bebible. No obstante, y pese a que el 3% restante pueda parecer poco, realmente disponemos de la suficiente cantidad de agua dulce para abastecer a todo el mundo. Entonces ¿cuál es el problema? De un lado, la pésima gestión que, una vez más, los humanos hacemos de ese agua, su mal uso; y de otro lado, su irregular distribución, que hace que cientos de millones de personas sufran escasez.

    Y ocurre que la presión sobre el agua dulce cada año crece por el aumento de la población mundial y el cambio climático, lo que está agravando el problema hasta el punto de que, de seguir así, va a llegar un momento en el que no habrá agua para todos, en el que la demanda superará a la oferta. Para 2030 se calcula que seremos unos 8.500 millones de personas en el mundo. Muchos ven cercanas las guerras entre países por el agua y esta será solo una de las nefastas consecuencias que nos esperan.

    Para comprender el mal uso que hacemos del agua vamos a contarte algunas cosas sobre la huella hídrica. En otro post ya te explicamos lo que es la huella de carbono. Pues bien, la huella hídrica es un concepto similar pero aplicado al agua: mide el gasto de agua por persona y año. Tiene en cuenta el agua que consumimos y también la que hace falta para producir la ropa que vestimos, la comida que ingerimos, el papel en el que escribimos…

    Y sorprende conocer algunas cifras:

    -Para producir un kilo de carne de ternera se necesitan… ¡16.000 litros de agua!
    -Para un kilo de arroz, 3.000
    -Para una docena de manzanas, 800
    -Para un coche, 30.000
    -Para unos zapatos, 8.000
    -Para una copa de vino, 109
    -Para un pantalón vaquero, 3.300
    -Para una taza de café, 140 litros
    -Para una taza de té, 35

    La media mundial de huella hídrica es de unos 1.200 metros cúbicos per cápita al año. Sin embargo, en España se superan los 2.400 metros cúbicos y EEUU, ¡los 2.800! Como ves, algunos consumimos mucha agua, más de la que pensamos. Llegados a este punto, cabrían algunas reflexiones. Por ejemplo: teniendo en cuenta la cantidad de agua que necesitan unos vaqueros, ¿no sería mejor optar por otro tipo de tejidos?

    ¿Tú cómo lo ves? ¿Estás dispuesto a hacer algo para ahorrar agua y reducir tu huella hídrica?

    Categorías: Reciclaje. 18 abr

    Twitter Facebook Google+





0 comentarios





Accede para dejar comentarios en el blog.

¿No eres aún usuario? Regístrate.