eu es
Berziklatu en GooglePlus Contacta con Berziklatu Berziklatu en Facebook Berziklatu en Twitter

Blog

  • berziklatu_ahorrar_dinero_luz_energia.png

    Algunas claves para ahorrar energía en la cocina

    El electrodoméstico que más consume es el frigorífico, cuya temperatura conviene que esté siempre en los niveles óptimos recomendados.

    ¿Sabías que los hogares consumen una quinta parte de la energía que se utiliza en España? Lo dice el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE). Y dentro de los hogares, la habitación más cara es la cocina, donde, por regla general, tenemos el frigorífico, lavavajillas, horno, vitro-cerámica, micro-ondas… De ahí la importancia de tratar de ser lo más eficientes posible en esta estancia de la casa; para hacerle un favor al planeta y, de paso, ahorrar dinero en la factura. En este post te damos algunos consejos para conseguirlo.

    El frigorífico es el electrodoméstico que más energía ‘chupa’ al estar permanentemente enchufado. No obstante, se pueden hacer cosas para controlar ese gasto. La más importante, mantener su temperatura en los niveles óptimos: 5ºC en la nevera y -18ºC en el congelador. Ojo, porque cada grado extra de frío hará que el consumo energético aumente un 5%.

    Evita también situarlo al lado de fuentes de calor (el horno, por ejemplo) o en lugares donde le dé el sol, así como introducir en él comida caliente. Dejar la puerta abierta demasiado tiempo cuando vayas a coger algo del interior es otro de los errores que se suelen cometer. Y es una buena idea limpiar, de vez en cuando, el polvo de la parte trasera para facilitar la ventilación. En el caso de que vayas a cambiarlo por uno nuevo, opta, si puedes, por alguno de los modelos más sostenibles (calificación A+++), que pueden hacerte ahorrar muchos euros al año.

    Más consejos para la cocina: utiliza cazuelas y sartenes que midan lo mismo que la vitro-cerámica o placas de inducción donde cocines para evitar las fugas de calor. Y una opción para cocinar de forma rápida y eficaz (y, por lo tanto, de ahorrar) es la olla exprés.

    Y, si puedes, utiliza el micro-ondas en lugar del horno, ya que este consume mucho más. Ahora, si al final recurres al horno, sácale provecho al calor residual y apágalo 10 minutos antes de que la comida esté cocinada; y no abras la puerta constantemente, ya que cada vez que lo haces la temperatura en el interior baja hasta 30ºC.

    Categorías: Reciclaje. 02 mar

    Twitter Facebook Google+





0 comentarios





Accede para dejar comentarios en el blog.

¿No eres aún usuario? Regístrate.